Hans Christian Andersen

Datos Biográficos

Nacido en Odense, en la isla de Fionia, el 2 de abril de 1805. Único hijo en una familia extremadamente pobre, Hans Christian tiene una niñez serena entre un padre "maestro libre zapatero" (no admitido en el gremio), soñador inquieto y librepensador, y una madre mayor que su marido, supersticiosa y activa, siempre dispuesta a mimar a su hijo y que - según cuenta el propio escritor, - en su niñez había sido obligada por sus padres a mendigar. La pareja no pudo casarse hasta dos meses antes del nacimiento de Hans Christian y no tiene hogar propio ni dirección permanente hasta 1807.

Son muchas las referencias biográficas que poseemos de Andersen, porque es un autor al que le gusta hablar de su propia vida, y la conocemos no sólo a través de sus autobiografías, sino de un nutrido epistolario y de sus novelas largas, llenas de material autobiográfico.
Aunque este material transmite la imagen de sí mismo que Andersen subjetivamente posee, es cierto que los condicionantes de su niñez son una traba siempre presente a la hora del éxito y del reconocimiento de la nación. La visión de sí mismo como el ser al que las circunstancias han impuesto un entorno que le es hostil y en el que es incomprendido, así como la lucha por ser aceptado en una sociedad que lo posterga, es plasmada en muchas de sus obras y finalmente toma forma en toda su perfección en su famoso cuento 'El patito feo'.

El carácter fantasioso de su padre, que se consideraba una víctima de las injusticias de la vida, le hace alistarse en la milicia durante las guerras napoleónicas, creyendo que la única oportunidad de dar un giro a su fortuna era sentar plaza de soldado. Sin embargo no llegó a alcanzar los galones de teniente y moría poco después, en 1816. Su madre, que en realidad era la que siempre había llevado la casa, colvió a casarse en 1818, aunque no por ello mejoró la condición familiar. Andersen no asiste regularmente a la escuela y la mayoría del tiempo que pasa en ella lo hace imaginando historias más que aprovechando las lecciones. Puede memorizar muy fácilmente y aprende algunas de sus lecciones escuchando a un muchacho de la vecindad que tenía el hábito de estudiar en voz alta. Hans Christian memoriza y recita obras a cualquier persona que le escuche e imita a bailarines del ballet clásico, acróbatas o mimos. Sólo una vez, en 1812, ha asistido al Teatro de Odense, pero esa única ocasión basta para que sus sueños tomen forma y creen una línea de continuidad. Al cumplir los catorce años, a fin de darle al menos un oficio, su madre lo mete de aprendiz, primero de un tejedor, después de un tabaquero y finalmente de un sastre, pero Hans sabe que esos oficios no son para él, pues las únicas cosas que llaman su atención son el teatro, los libros y las historias.

Posee una hermosa voz y piensa que puede sacarle partido. Su ambición es el teatro, así que, pocos meses después de su confirmación, con 14 años, parte solo, casi sin medios, para Copenhague (1819) con la idea de probar suerte en el Teatro Real. Pasa allí tres años amargos de gran penuria, ganando un poco de dinero cantando en un coro de voces blancas, hasta que su voz cambia. Intenta obtener un puesto en el teatro, ya sea como actor, bailarín o cantante, pero son trabajos difíciles de obtener y el joven Hans Christian no posee ninguna instrucción. Sin embargo, en ningún momento piensa volver al hogar y admitir su derrota. La miseria le ha enseñado a no retroceder ante las humillaciones, y la confianza en sí mismo unida a su religiosidad sincera y su ardiente fe en que Dios le sacaría de cualquier atolladero, hacen que se mantenga firme y esto debe ser lo que atrae la atención de personas influyentes, y así, en 1822, se fija en él un personaje de prestigio, el canciller Jonas Collin, el cual advirte enseguida que lo que al joven Hans Christian le falta no es talento sino una instrucción formal de la cual carece. Collin se convierte en su mentor y lo envía a una escuela en Slagelse, cerca de Copenhague.

Su profesor en Slagelse, Simon Meisling, es un hombre de carácter agrio, que lo trata ásperamente y le reprocha su ambición respecto a ser escritor. Bajo la influencia de su relación altamente problemática con Meisling, Andersen escribe su famoso poema 'El niño moribundo', que se imprime anónimamente en 1827. Finalmente, Collin toma en cuenta las quejas del joven y lo saca de la escuela, arreglándolo para que estudie con un profesor particular en Copenhague. A la satisfacción de acabar con los sufrimientos morales que le reportaba su estancia en la escuela - según él mismo cuenta, los cinco años pasados en ella fueron los más sombríos de su vida -, se une la de obtener los primeros éxitos literarios, ya que en ese mismo año, 1827, se publican algunos de sus poemas en el principal diario literario de entonces, el 'Kjøbenhavns flyvende Post' y 'El niño moribundo' aparece en dos versiones: en danés y en alemán.

En 1828, a la edad de 23 años, Andersen aprueba los exámenes de ingreso en la universidad de Copenhague.

Los escritos de Andersen comienzan a ser publicados en danés en 1829. Hace su debut oficial con su primer trabajo en prosa, Fodreise fra Holmens Canal til Østpynten af Amager ('Caminata desde el canal de Holinen hasta la punta oriental de Amager'), una narración humorística sensiblemente influenciada por Hoffman, y su primera obra de teatro, el vodevil Kjærlighed paa Nicolai Taarn ('Amor en la torre de San Nicolás'). Ambos son un éxito y la situación del escritor cambia de un golpe, aunque el reconocimiento del mundo literario danés le llega mucho más tarde, tal vez debido a su carácter, en el que se mezclan el orgullo y la flaqueza, la susceptibilidad enfermiza ante cualquier crítica, la exaltación por los éxitos, alternando con periodos de profunda depresión, sí es cierto que nunca fue una persona solitaria y contó con la inquebrantable fidelidad de sus amigos, la mayoría de los cuales fueron personajes influyentes y de gran prestigio social y, muy pronto contaría con la protección de las esferas oficiales.

Entre 1830 y 1831 aparecen publicadas sus primeras recopilaciones importantes de poemas: Digte (1830) y Phantasier og Skizzer ('Fantasías y esbozos') (1831).
El éxito de sus primeros libros y la concesión de una beca real por parte del Rey Federico VI le permiten satisfacer uno de sus mayores anhelos: viajar. A partir de este momento, la crónica de la vida de Andersen es en gran medida la relación de sus viajes.
En el verano de 1831 viaja a Alemania, donde conoce a los poetas Ludwig Tieck, en Dresden, y Adalbert von Chamisso, en Berlín. A su vuelta publica su primer diario de viaje con el título de Skyggebilleder af en Rejse til Harzen, det sachsiske Scheweitz, etc., i Sommeren 1831 ('Cuadros de viaje por el Harz, Suiza, Sajonia, etc., en el verano de 1831'), conocido abreviadamente como 'Skyggebilleder'.

En 1832 escribe los libretos de una obra musical y una ópera, el ciclo poético Aarets 12 Maanader ('Los doce meses del año') y, asimismo, la primera de sus autobiografías, Levnedsbogen ('El libro de la vida'), aunque esta última está destinada a seguir siendo inédita (y desconocida) hasta 1926.

En 1833 utiliza una beca escolar para un importante viaje educativo de 16 meses a través de Alemania, Francia e Italia. Durante su estancia en París, donde conoce a Heinrich Heine y a Victor Hugo. Allí escribe Agnete go Havmanden ('Inés y el Tritón') y en el tiempo que pasa en Roma escribe su primera novela, Improvisatoren ('El improvisador') y conoce, en la colonia de artistas de esta ciudad, al famoso escultor Bertel Thorvaldsen, del que se hace íntimo amigo.

Es durante esa visita a Italia cuando se abre la flor maravillosa de su inventiva. Su estancia en ese país señala uno de los periodos más felices de la vida del autor y, aunque vuelve en repetidas ocasiones, ninguna tuvo tanta influencia en su espíritu como esta primera vez. A su vuelta, en 1835 publica 'El improvisador' - que es rápidamente traducida al alemán y al inglés -, y sus dos primeros libretos con Eventyr, fortalte for Børn ('Cuentos de hadas, contados para los niños') - cuatro historias cortas que Andersen escribe para una pequeña muchacha, Ida Thiele, que era la hija del secretario de la academia de Arte.
Tan grande es la aceptación que tienen estos cuentos que a esta primera colección siguen otras muchas, casi una por año, con un total de 172, si contamos las 'Leyendas Populares Danesas', que pronto fueron traducidos a otras lenguas (hoy puedes encontrar los Cuentos de Andersen en más de 120 idiomas) y han hecho de Hans Christian Andersen un escritor de fama universal.

En los años siguientes escribe un buen número de obras de teatro y dos novelas, O. T. (1836) y Kun en Spillemand ('Sólo un violinista') (1837). Las novelas pronto fueron traducidas a alemán - y más adelante al sueco, holandés, inglés y otros idiomas.
1837 es también el año en que Andersen realiza su primer viaje a Suecia, en donde conoce a la autora Fredrika Bremer.

Tras una visita a Copenhague, el "columnista" francés Xavier Marmier escribe un artículo biográfico sobre Andersen, el cual incluye la traducción francesa de 'The dying Child'. El artículo, 'Vie d'un poète', aparece en la revista de París y tiene una influencia decisiva para que Andersen se convierta en una figura literaria conocida en toda Europa, puesto que es reimpreso, traducido y citado en varios países.

En 1838, Søren Kierkegaard hace un ataque directo contra Andersen como un novelista en su primer libro Af en endnu Levendes Papirer (una revisión de Kun en Spillemand). En el mismo año, se estabilizan las finanzas de Andersen al conseguir del rey una beca literaria oficial.

1840 es el año en que se produce su gran éxito en el Teatro Real de Copenhague con la obra Mulatten ('El mulato'), que también se representa en Estocolmo y en su ciudad natal de Odense. Ese mismo año emprende un largo viaje por el sureste de Europa a través de Italia, Grecia, y Turquía, regresando por los Balcanes, Dresden y Leipzig, donde conoce a Félix Mendelssohn-Bartholdy y Franz Liszt (según otras versiones, traba conocimiento con este último en Copenhague en 1941)
Las descripciones de su viaje, En Digters Bazar ('Bazar de un poeta') se publican en 1842.

En 1843 sale una nueva serie de libretos de los Cuentos de Hadas, ya sin el subtítulo 'fortalte for Børn'. Este es el año en que Andersen se enamora de la cantante sueca Jenny Lind, el famoso "ruiseñor del Norte", quien rechazó sin miramientos su petición de matrimonio. No es este el primer amor desdichado en que se ve envuelto Andersen. Había sucedido anteriormente, entre otras, con la hija de Collin, Luisa, a pesar de lo cual, Andersen continuó manteniendo buenas relaciones con todas ellas.

El autor pasa los años que siguen entre frecuentes viajes y estancias junto a altos personajes a los que conoce. Como ya se ha dicho, la lista de personajes influyentes conocidos de Andersen es notable.

En 1844 traba una estrecha amistad con el Gran Duque Heredero Carl Alexander von Sachsen-Weimar y ese mismo año recibe una invitación para visitar al rey Christian VIII en la isla de Föhr.

En 1845 aparece la primera traducción inglesa de sus novelas.

El 6 de Enero de 1846 recibe la Orden del Águila Roja, de manos del Rey Federico Guillermo IV de Prusia. Ese año viaja de nuevo a Alemania, Austria y, por tercera vez, a Italia. Escribe su primera autobiografía oficial: Das Märchen meines Lebens ('El cuento de mi vida').

En 1847 aparecen las primeras versiones alemanas de su obra, propiciadas por esta autobiografía, que ese mismo año se publica en inglés. Andersen viaja por primera vez a Inglaterra y Escocia, donde conoce a Charles Dickens.

En 1848 escribe De to Baronesser ('Las dos Baronesas') y los primeros cuentos de hadas se publican en francés.

En 1849 estrena la primera obra para el nuevo teatro popular: el Casino, donde cosechará grandes éxitos en años venideros.

En 1851 publica I Sverrig ('En Suecia'), con el relato del viaje a este país realizado en 1849 en respuesta a la invitación del rey Oscar I. Ese mismo año consigue su plaza de profesor titular.

En 1852 ve la luz la primera colección que tiene por título Historier (cinco historias) sustituyendo a 'Eventyr'.

La edición danesa de sus Obras Completas, Samlede Skrifter, empieza a editarse en 1853, y en ella se incluye Mit Livs Eventyr (reelaboración en danés, de 1855, del Das Märchen meines Lebens, 'El cuento de mi vida').

En los años 1855 al 1857 Andersen viaja por Alemania y Suiza, conociendo a Richard Wagner en Zurich y efectúa su segundo viaje a Inglaterra, en donde permanece con Dickens durante un mes. Escribe ese año At vaere eller ikke vaere ('Ser o no ser').

Aunque de siempre ha sentido gran placer en efectuar lecturas de sus obras para pequeñas audiencias más o menos privadas, en 1858 Andersen lee en voz alta por primera vez sus cuentos de hadas en la Asociación de Trabajadores. Estas lecturas se repiten unas veinte veces en los años subsiguientes, llegando a contar con audiencias de hasta 900 personas.

En 1859 recibe la Orden Maximiliana de las Artes y las Ciencias de manos del Rey Maximiliano II de Bavaria.

En 1861, en el transcurso de otro de sus viajes a Italia, conoce en Roma a Robert y Elizabeth Barrett Browning.

Durante 1862 y 1863 realiza un viaje a España, publicando, como suele, el relato del recorrido en su: I Spanien ('En España').

En 1865, conoce al compositor Edvard Grieg durante un viaje a Suecia en respuesta a una invitación del Rey Carlos XV.

Viaja a Portugal en 1866, publicando sus impresiones en 1868 con el título de: Et Besøg i Portugal ('Visita a Portugal').

1867 es el año de la Exposición Mundial en París, ciudad a la que viaja dos veces con ese motivo y que posteriormente plasmará en su cuento Dryaden ('La dríade'), publicado al año siguiente. Es también el año en que Andersen obtiene la satisfacción del reconocimiento completo en su tierra al ser nombrado Hijo Predilecto y posteriormente, el 6 de Diciembre, Ciudadano Honorario de su ciudad natal, Odense, donde se organizan grandes celebraciones, cumpliéndose la profecía que le hiciera un día una adivina, según relata en 'El cuento de mi vida': la ciudad entera se iluminó en su honor.

En 1868 conoce al compositor Johannes Brahms en Copenhague y en los dos años siguientes viaja a Holanda, Francia, Suiza, Alemania, la ciudad de Viena y la Riviera.

Su sexta y última novela, Lykke Peer ('Pedro el afortunado'), se publica en 1870 y es, como las anteriores, de inspiración más o menos autobiográfica. Ese año conoce a Henrik Ibsen.

Viaja a Noruega en 1871. Un año más tarde, en 1872, publica la última entrega de sus cuentos de hadas y ese mismo año viaja a Alemania, Austria y de nuevo a Italia. Viajero infatigable, el último de ellos lo realiza a Suiza, en 1873.

Se acumulan los honores y las distinciones. En 1874 es nombrado 'konferensråd', alto título danés, hoy en desuso y su septuagésimo aniversario es celebrado como una fiesta nacional.

Pocos meses después y tras varios años de penosa enfermedad, Hans Christian Andersen muere el 4 de agosto de 1875 - a causa de un cáncer de hígado - en 'Rolighed', nombre de la quinta que los Melchior, familia de comerciantes judíos que han cuidado del escritor durante el período final de su vida, poseen cerca de Copenhague.
El 11 de Agosto se celebra el multitudinario funeral en la Catedral de Copenhague con la asistencia del Rey de Dinamarca.

Litografía de la casa natal de Andersen

la casa puede visitarse en la actualidad

Puedes encontrar datos biográficos de Andersen en:

HC Andersen-Centret
(cronología y biografía pormenorizada año a año)
Zvi Har'El's Andersen Page
Sabine Keil's Andersen Page

Para esta cronología se han consultado las sites anteriormente citadas,
así como el Diccionario Bompiani de Autores Literarios, cuya entrada sobre HCA se debe al prof. Alda Manghi,
y el prólogo de Eduardo Valentí a la edición en español de los Cuentos Completos. Ed. Labor. Barcelona 1959

Mejor con:
IE5 a 800 x 600
color verdadero - 32 bits

 

*~*~*~*

Escribe a HadaLuna tus sugerencias, críticas u opiniones
o firma en su Libro de Visitas que encontrarás en la
Página Índice

volver a la página de H.C.Andersen

Esta site ha sido creada por Margarita García
Granada, España
© 2000 - 2004, Margarita García (todos los derechos reservados)