Anfiarao
--- * ---

- Leyenda de Grecia -

Había en la Argólida un mago llamado Anfiarao, al que consultaban con absoluta confianza todos los habitantes de Argos. Se preparaba la guerra contra Tebas, cuando el monarca pensó que la asistencia del adivino al cerco de la ciudad traería enormes bienes para el ejército. El monarca le pidió personalmente que los acompañara; pero Anfiarao le contestó que la muerte le esperaba ante aquellas murallas y que por esta causa no podía acceder a tal petición. Ante los insistentes ruegos de los capitanes del ejército, decidió buscar un refugio que le permitiera no partir de la Argólida. Polinice, el más interesado en esta guerra, porque en ella se ventilaban sus derechos al trono de Tebas, no se resignaba a no llevarlo consigo, y por esto se presentó ante Erifile, esposa del adivino, para que ella le dijera dónde se escondía su marido.
La mujer se resistía a confesarlo; pero, tras una larga insistencia, le ofreció Polinice un collar maravilloso de oro con piedras, que le regalaría a cambio de descubrirle el lugar donde se refugiaba su esposo. Quedó deslumbrada por el brillo de la joya, y al mismo tiempo enormemente atraída por ella, pensando en lo hermosa que estaría con el collar; mas no olvidaba la traición que, de aceptarlo, haría a Anfiarao. Pero la joya pudo más, y sin tardanza le declaró el lugar en que se escondía. Polinice corrió presuroso ante el mago, que se ocultaba en una cueva, y allí, ya no le rogó, sino que le exigió su marcha para Tebas. Anfiarao partió con el ejército, angustiado por la proximidad de la muerte y de la terrible traición de su esposa. Con lágrimas en los ojos llamó a su hijo Alcmeón, disperso entre el gentío que despedía a los guerreros, y le dijo: «Hijo mío: voy a Tebas, a morir. Cuando te llegue la noticia, preséntate ante tu madre y la haces perecer, para que purgue así la traición que me ha hecho.» Al poco tiempo llegó a Argos la noticia de la muerte del mago, pues Anfiarao murió al iniciarse la expedición a causa de un rayo de Zeus que le precipitó a lo más profundo de las entrañas de la tierra. Su hijo, animado por la terrible injusticia de su muerte y por el amor que le tenía, corrió precipitado a dar muerte a su madre.
Cuando llegó a ella, lucía el collar de la traición, el cual aumentaba su hermosura y manifestaba una aparente tranquilidad, como si ningún remordimiento la atormentase. Alcmeón sacó su espada y se la clavó en el pecho, quedando ensangrentada en el suelo.
Desde entonces Anfiarao fue tratado como un héroe divino y se le consagró un templo con un oráculo tan importante como el de Delfos.
 

Extraída de la Antología de Leyendas de la Literatura Universal
seleccionadas por D. Vicente García de Diego
para Ed. Labor - Barcelona. 1953


ir al Índice de los Mitos y Leyendas ir al Índice General de Hadaluna

Fondo y botones de estrella: *Dreamy's Backgrounds*
Botones índice y de navegación: El Taller de Marga

<bgsound src="../xtras/DeBoer.mid" loop="infinite" volume="100">
Midi usado con permiso del autor
es copyright © 2000 Bruce DeBoer

HadaLuna se imaginó sobre la obra BlueMoon de ©Amy Brown
usada y modificada aquí con permiso expreso de la artista


Escribe a HadaLuna tus sugerencias, críticas u opiniones
o firma en su Libro de Visitas que encontrarás en la Página Índice