Alfeo y Aretusa
--- * ---

- Leyenda de Grecia -

Había en Lidia un joven cazador llamado Alfeo que sentía verdadero entusiasmo por su oficio. Durante una de sus cacerías vio venir hacia él a Diana con su comitiva de ninfas. Al pasar por su lado, llamó especialmente su atención una: la más hermosa de todas, y quedó profundamente enamorado de ella. Se llamaba Aretusa, y era, como Diana, esquiva y poco amiga del amor. Desde entonces Alfeo vivía sólo para Aretusa, y permanecía siempre en los bosques con la única esperanza de verla. La perseguía en cuanto la divisaba, se esforzaba en agradarla, le descubría su amor y, al no ser correspondido por ella, se sentía el más desgraciado de los mortales. Diana, inquieta por la constante presencia de Alteo, temió que Aretusa cediera algún día a las constantes demostraciones de amor del cazador, y, con implacable decisión, le convirtió en río. Llevó luego a Aretusa a Sicilia, para alejarla de su amante, y la transformó en fuente.
Pero era tan grande el amor de Alteo, que no lo aminoró la distancia, y, atravesando el mar, iba desde Grecia a reunirse con las aguas de su amada. Aun hoy, los objetos que se arrojan en las agua del río Alfeo se encuentran en las aguas de la fuente Aretusa, en Sicilia.
 

Extraída de la Antología de Leyendas de la Literatura Universal
seleccionadas por D. Vicente García de Diego
para Ed. Labor - Barcelona. 1953


ir al Índice de los Mitos y Leyendas ir al Índice General de Hadaluna

Fondo y botones de estrella: *Dreamy's Backgrounds*
Botones índice y de navegación: El Taller de Marga

<bgsound src="../xtras/DeBoer.mid" loop="infinite" volume="100">
Midi usado con permiso del autor
es copyright © 2000 Bruce DeBoer

HadaLuna se imaginó sobre la obra BlueMoon de ©Amy Brown
usada y modificada aquí con permiso expreso de la artista


Escribe a HadaLuna tus sugerencias, críticas u opiniones
o firma en su Libro de Visitas que encontrarás en la Página Índice